Más cerveza con menos malta (2)

Me entusiasmé con el tema de los costes y me fuí sin concluir lo que quería comentar bajo el título del artículo: !Más cerveza con menos malta!. El rendimiento en el proceso es fundamental para lograr justamente lo tratado en el primer artículo. Un mejor rendimiento en kilos de malta utilizados por hectolitro de cerveza, apunta directamente al cumplimiento del objetivo (2) tratado allí. Es curioso que los rendimientos industriales típicos de malta en cerveza anden en el entorno de los 10 kilos por hectolitro, mientras que la franja de uso de malta para el microcervecero se ubica consistentemente entre unos 18 a 27 kilos para el mismo volumen. Puede argumentarse como se quiera, pero el uso de casi tres veces más malta que la gran industria es difícil de justificar en términos cualitativos de la bebida. Normalmente se debe más bien a un inadecuado molturado, o a una técnica de maceración que no llega a extraer todo el potencial de nuestro grano. Con bastante seguridad, sería posible mejorar el rendimiento en proceso, pero no todos están dispuestos a invertir el tiempo y dedicación suficientes para lograrlo. De nuevo, objetivo (2), eficiencia en costes, tan importante como el logro del (1), producir a tiempo los volúmenes esperados dentro de los parámetros de calidad convenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s